KUBI SHIME

QUÉ ES Y CÓMO SE HACE

Estrangulación al cuello. 

En las escuelas más clásicas de Aikido no se suele practicar este tipo de técnicas. Sin embargo constituyen un importante recurso a tener en cuenta. 

Existen varios tipos de estrangulaciones (Shime waza). En primer lugar diferenciaremos estas por el lugar donde se produzcan. El más evidente es el cuello, pero se puede presionar el tórax para evitar el llenado de los pulmones o incluso el diafragma para impedir su función respiratoria. Existen técnicas de luxación en las que “estrangulamos” una articulación, como hijijime, estrangulación del codo, pero solo hacen referencia a la forma en la que se consigue dicha luxación, similar a una estrangulación. 

También podemos diferenciar las estrangulaciones, de forma básica, en función de si tienen como objeto actuar sobre la respiración directamente, o sobre el flujo sanguíneo. 

 

Al actuar sobre la respiración en el cuello, se trata de cerrar el flujo de aire que pasa por la tráquea, presionándola. La efectividad de esta forma se apoya más en la sensación nerviosa de asfixia y de dolor sobre la garganta que en la falta efectiva de aire. Hay que entender que la falta de aire se convierte en realmente peligrosa después de un periodo relativamente largo de tiempo. En una situación de pelea este periodo se reduce drásticamente, pero aún es largo. Una persona que está siendo estrangulada de esta manera, si no entra en pánico por la sensación, tiene tiempo de sobra para defenderse. 

 

Al actuar sobre el flujo sanguíneo se trata de bloquear la entrada de oxígeno hacia el cerebro por las arterias carótidas y la salida de CO2 por las venas yugulares. La región carotídea se encuentra en torno al esternocleidomastoideo. Al presionar el músculo contra las arterias y venas se consigue reducir el flujo sanguíneo lo suficiente como para comprometer la supervivencia del cerebro. La respuesta natural es reducir la tensión para afrontar el peligro, lo que resulta en el desvanecimiento. 

Esta estrangulación es mucho más efectiva. En primer lugar por el tiempo que lleva. Pro norma general el desvanecimiento aparece en unos 5 o 6 segundos, puede que menos. En segundo lugar si la colocación de la técnica es buena, prácticamente no se necesita esfuerzo para mantenerla. Por último, al ser una estrangulación que compromete directamente al cerebro, la reacción nerviosa es mucho mayor, por lo que la persona estrangulada abandona instintivamente cualquier acción para tratar de protegerse.

Es una estrangulación también más peligrosa. Someter al cerebro a una situación de déficit de oxígeno siempre es peligroso. Una posibilidad es que aumente la tensión de algún vaso sanguíneo y se rompa, provocando un derrame cerebral. Es poco probable que ocurra en una persona sana y en forma. Pero es arriesgado practicar estrangulaciones largas sobre personas con hipertensión, problemas circulatorios como trombosis o afecciones cardíacas. 

 

La forma más común, no la única, de realizar esta técnica es apoyar el antebrazo sobre un lateral de la garganta y el bíceps sobre el otro. Es decir, el brazo alrededor del cuello, de manera que nos quedaremos detrás del cuello de uke, protegidos. Cerrando el bazo con el movimiento natural del bíceps se presiona la zona del esternocleidomastoideo y los triángulos carotídeos. De forma básica podemos decir que se presiona el lugar donde se toma el pulso en el cuello.

La intención de mantener esta estrangulación durante 4 ó 5 segundos es algo muy peligroso, por lo que es un recurso para una situación de vida o muerte. Pero la posición en la que quedamos al iniciar la estrangulación es de un gran control, por lo que podemos utilizar esta técnica sin llegar a aplicar la parte más peligrosa. Normalmente se aplica una presión puntual de un segundo, produciendo una reacción nerviosa que nos asegura el control de uke. 

 

También es importante entender que, al tiempo que se realiza la estrangulación, es importante romper el eje de equilibrio de uke, para evitar que nos proyecte en un moviendo reflejo al defender la estrangulación. Esto es algo solamente típico de alguien experto en este tipo de defensas, pero puede pasar. La forma más fácil de romper el eje de equilibrio de uke es utilizar nuestra cadera para robar su centro de estabilidad. 

 

Kubi shime, o en general cualquier forma de Shime waza, es un recurso muy eficiente para resolver cualquier situación de defensa personal, incluso situaciones de gran desventaja. Y, tomando la precaución de solo utilizar la presión sobre la zona yugular de forma puntual, no hay más peligro, por lo que no suele tener consecuencias. 

KUBI SHIME

KUBI SHIME APLICACIÓN

  • Twitter - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle Teruel, 11. Galería Comercial, Madrid 28020

(Entrada también por Bravo Murillo 160, calle particular )

Si desea ejercer sus derechos, por favor escriba un e-mail a:

If you wish to exercise your rights, please write an email to:

escuelamizuaikido@gmail.com

© 2015 ESCUELA MIZU AIKIDO