LOS CINCO ESPÍRITUS DEL BUDO

Actualizado: jun 22

Shoshin, Zanshin, Mushin, Fudoshin y Senshin.

Los 5 Shin o kokoro son los 5 principios o estados mentales del guerrero. La comprensión de estos 5 espíritus construye la mente del guerrero.

No solo se aplica a la práctica en el Dojo, son estados de la mente que nos fortalecen en nuestro interior para enfrentar cada situación en la vida.

El camino marcial no trata solo de la defensa personal. Es una vía de perfeccionamiento y de crecimiento interior.




SHOSHIN

Mente del eterno principiante.


La mente del que permanece atento siempre para verlo todo como si fuese la primera vez, libre de prejuicio.

La actitud esencial para poder seguir aprendiendo. Aprender constantemente de todo.

Es la humildad y mente abierta a la enseñanza, abierta a comprender las cosas de una nueva forma.

Elimina la rigidez mental de que cree que ya lo sabe todo. En el momento en que dejamos de aprender, empezamos a morir.

Se trata de retornar a los orígenes, al principio del camino. Poder recorrer el camino como si fuese la primera vez, todas las veces.


La creencia férrea de que ya sabemos algo, de que tenemos razón, con frecuencia nos aleja de comprender nuevas formas de ver una situación.





ZANSHIN

Mente Alerta


Un estado elevado de conciencia, todo lo percibo, todo lo siento.

La concentración antes, durante y después de la acción. Necesaria para que toda acción sea correcta.

Nos conecta al todo que nos rodea. No estoy pendiente de nada en concreto, pero tengo la atención en todo lo que pasa.


En la vida representa el cómo nos perdemos lo que está pasando por prestar atención solo a un detalle. Cómo dejamos de comprender lo que nos rodea porque no podemos dejar de ver un solo punto de vista.

Zanshin es la mente alerta y conectada con todo su entorno, no en una sola de sus partes.






MUSHIN

La mente no-mente

La mente se convierte en un espejo que solo refleja, no juzga. Es atención carente de juicio o pensamiento.

Se abandonan las conclusiones sobre la realidad, no hay juicio, solo aceptación. Sin preocupación, sin ira, sin miedo, sin remordimiento. El guerrero necesita aceptar la realidad en la que se encuentra para poder modificarla.

No importan los porqués o las consecuencias, no importa si es justo o injusto. Los pensamientos sobre la realidad nos separan de ella.

Cuando la mente se libera de los pensamientos puede fluir y conectar con la realidad. Puede encontrar la acción correcta.

Se identifica con el fluir del agua (Mizu). Por eso se describe el Mushin como Mizu no Kokoro, corazón o espíritu de Mizu, agua. La mente fluye sin atascarse en pensamientos inútiles.



La mente es como un lago y los pensamientos son las ondas y olas que lo mueven. Solo cuando el lago está libre de movimiento puede reflejar perfectamente la realidad.

MIZU NO KOKORO



La reflexión sobre la vida es buena, pero en su debido momento. Muchas veces no podemos dejar de dar vueltas a una determinada situación. Ese exceso de pensamientos nos provoca angustia y ansiedad y empeora la situación. Es necesario soltar esa carga, hay que dejar que el lago vuelva a la calma para poder encontrar de nuevo el camino.










FUDOSHIN

Mente inquebrantable, mente inmóvil.


Es el principio de la valentía y la serenidad. El miedo está en la mente, la mente inmóvil nos aleja de él.

Es la serenidad ante la tempestad. No permito que mi mente se mueva sin control. Permanezco en un estado de quietud interna, que me aleja del miedo y de la ansiedad. No permito que me afecten los pensamientos que romperían mi estado de serenidad.


Ante un ataque, entreno mi mente para que no se mueva. Ante la adversidad aprendo a sujetar mi mente. Una mente quieta es valiente y serena.


Fudoshin representa ganar fortaleza mental para enfrentar cada situación de la vida. Entender que la valentía y la serenidad en situaciones difíciles, nacen de la capacidad de aquietar la mente. Cuanto más puedo contener mi mente, menos miedo y angustia, más serenidad y coraje.






SENSHIN

Mente compasiva iluminada




Es el resultado de trascender los otros cuatro estados de la mente. Una mente abierta, alerta, vacía y estable, alcanza un estado trascendente.

la ausencia de miedo, ansiedad, pensamientos inútiles, la aceptación de la realidad para poder actuar sobre ella, hacen que la mente abandone la necesidad del conflicto. Es la base de la compasión.

El principio de armonía con el universo, que debería ser el fin último del Aikido, se basa en este principio.

Senshin es una mente libre de juicios y apegos, alerta y consciente, estable y fluida.










No se trata de pretender mantener estos cinco estados mentales perennemente. No somos perfectos. Se trata de estudiarlos y mejorar cada día en cada uno de esos aspectos. De no desistir y mantenerse en el camino.

Aunque a veces perdamos completamente la concentración, el entrenamiento nos acerca a ser capaces de recuperarla cada vez con más facilidad.

95 vistas
  • Twitter - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle Teruel, 11. Galería Comercial, Madrid 28020

(Entrada también por Bravo Murillo 160, calle particular )

Si desea ejercer sus derechos, por favor escriba un e-mail a:

If you wish to exercise your rights, please write an email to:

escuelamizuaikido@gmail.com

© 2015 ESCUELA MIZU AIKIDO